JM Financial Services - шаблон joomla Создание сайтов

¿Por qué bostezamos?

Todo en algún momento de nuestra vida nos hemos preguntado ¿por qué bostezamos?, ya que, es un gesto que hacemos repetidas veces cuando tenemos hambre, sueño, e incluso cuando estamos aburridos. Existen diversas explicaciones ante esta acción misteriosa de la grandiosa madre naturaleza, pero hoy la ciencia aportó otras teorías significativa al respecto.

Como bien sabemos, no solos los seres humanos tienen la capacidad de bostezar, ya que, animales como los gatos, perros, aves, ratones y rinocerontes han sido capturados en pleno bostezo. Existen algunas investigaciones acerca de los bostezos de animales, las cuales aseguran que son producidas por ansiedad del animal, y otras porque se sienten amenazados por depredadores. Pero, ¿por qué los humanos bostezan? Y ¿por qué esta acción llega a ser contagiosa?

Razones de los bostezos

Los bostezos, pueden llegar a producirse por diversas razones, las cuales explicaremos según los aportes y conclusiones de la ciencia. Primeramente, este reflejo natural puede producirse con el fin de refrigerar el cerebro, o ventilar el poderoso órgano del sistema nervioso. Como bien sabemos, el cerebro consume una parte de las calorías ingeridas durante el día, y puede llegar a aumentar su temperatura intracraneal. Entonces, los bostezos aparecen para darle una gota de aire frio y permitir que el funcionamiento de este siga siendo óptimo.

Otra razón acerca de los bostezos, es que estos nos aportan una gota extra de oxígeno. Esto sucede cuando los núcleos neuronales, detectan una insuficiencia de oxígeno en la sangre, llegando a enviar respuestas al cerebro y producir el reflejo del bostezo. A través de este proceso, podemos recuperar los niveles de oxígeno debido a la gran cantidad de aire que podemos inhalar.

Por último, podemos decir que los bostezos cumplen una pequeña función sexual, principalmente en los hombres. Esto se debe a que, cuando bostezamos una parte del cerebro se excita y puede llegar a producir erecciones o incrementar el deseo sexual.