JM Financial Services - шаблон joomla Создание сайтов

 

Envejecimiento prematuro

Esta es una enfermedad degenerativa que se desencadena a partir de que comienza el envejecimiento prematuro en niños entre su primer y segundo año de vida, estimándose que afectaría a uno de cada 6 o 7 millones de individuos que nacen vivos y que recibe el nombre clínico de progeria, palabra que proviene del griego y que significa hacia viejo (pro-geron) y de la cual no se ha tenido preferencia por algún sexo en particular.

A esta enfermedad no se le conoce ni cura ni tratamiento y las personas que por cosas del destino la padecen solamente alcanzan a vivir solamente 13 años como promedio, aunque ha habido casos excepcionales donde los pacientes lograron sobrevivir poco más de 20 años, y los síntomas que se  evidencian son, la baja estatura, cráneo más grande que la media proporcional, y alopecia.

Causas de la enfermedad

Esta es una anomalía donde se ponen de manifiesto las causas de la enfermedad, que pertenecen a las que denominan laminopatias debido a mutaciones en un gen identificado como LMNA. Esta enfermedad, se caracteriza porque afecta a las láminas A y C cuyas proteínas forman parte de la lámina nuclear que es una estructura asociada íntimamente a la envoltura del núcleo celular.

La forma más evidente y severa de este mal, es lo que se conoce como el Síndrome de Hutchinson-Gilford y fue nombrada de esta forma en honor a su descubridor Jonathan Hutchinson quien la identificó en el año 1886, y posteriormente fue Hastings Gilford quien realizo múltiples estudios acerca del desarrollo y características de esta penosa dolencia en el año 1904.

Hasta los momentos, no se ha evidenciado que esta enfermedad pudiera ser de carácter hereditaria, pero la ciencia sigue investigando sus posibles causa y el desarrollo de medicamento paliativos para las personas que infortunadamente la padecen.